Erika De Anda

La Espera

3 Comments

“LA ESPERA”

Desde el principio estamos esperando algo o alguien.   Esperamos el día y la noche, que llegue alguien o que se vaya,   esperamos un bebé, que alguien cambie de ideas, dinero, un avión, trabajo, el principio o el fin de algo, un mail, una cita, un amigo o una reforma, un milagro o un novio (que es casi lo mismo), que deje de llover, que empiece a llover, un mensaje, un retweet o una sonrisa. Si siempre estamos esperado algo ¿Por qué nos desesperamos?

La espera ha sido recibida en todos lados, se le ha asignado un espacio como los lobbys o recepciones,  se le puede también llamar pausa paraqué aparezcan  los comerciales en la televisión o en el radio. Le creamos a la espera las “unifilas”, paraqué adentro de ellas hagas  fila para pagar, fila para entrar o  fila para el buffet. La espera  se presenta en los semáforos y por supuesto en las famosas y desacreditadas” listas y salas de espera”. 

Aprendemos a acompañarnos de la espera como si fuera sentada alado de nosotros. Parece que fue de manera empírica como la aprendimos a tratar.  Es tan importante saber esperar, que si tienes un lapsus de desesperación, pasas por imprudente o mal educado.

A veces esperamos porque somos muchos y a veces esperamos porque estamos solos. Vi  a un hombre en el banco que quería pasar a la caja. No había nadie esperando. La cajera le dijo que debía tomar una ficha para poder pasar, el hombre regreso y tomó la ficha. Se marcaron en la máquina los números rojos: 01. El hombre molesto reclamo y la cajera le dijo: son procedimientos.

¿Debemos entonces, proceder a esperar? ¿Debe ser automático?

La espera es tan relevante que a quienes laboran en el área de atención a clientes, se les capacita en caso de que aparezca “el cliente desesperado”. Conocemos tan bien a la espera, que a la frase de: tengo prisa, se debe contestar: se hubiera parado más temprano.

Existen claro, los que simplemente esperan,  los que esperan en silencio, los que dicen que esperan el tiempo perfecto, los que dicen que no esperan nada, los que observan,  los que no tienen prisa, los que dicen a ver qué pasa. Y están también los que esperan dando vueltas, como el perro que quiere alcanzar su cola. Los que cuando esperaran, ya no aguantan más. La diferencia entre estas dos formas de espera  ¿será realmente que uno llega primero que el otro? ¿Se obtiene lo que se espera al cambiar la forma de espera?

Otros dicen que si esperas algo, no va a llegar. Que debes dejar de esperarlo y pensar en algo más y entonces lo que esperas llegará. Y no podemos descartar a los que responden que esto es mentira que debes esperar y pedir y pedir y entonces llegará.

Claro está, que estoy esperando algo y no sé ¿Cuál será la mejor manera de esperar?

Author: Erika de Anda

Mujer, activa, positiva, estudiante y soñadora!

3 thoughts on “La Espera

  1. PUEDES ESPERAR, MIENTRAS ESPERAS PARA NO DESESPERAR PIENSA QUE CADA MINUTO EN ESPERA VALDRÁ LA PENA; SUERTE¡¡¡¡.

  2. La esperanza es una virtud o un don. En estos tiempos es dificil tener esperanza porque las cosas suceden lentamente. En mi experencia personal me cuesta mucho tener esperanza especialmente cuando los resultados son diferente a lo que espero. Buen escrito Erika.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s